Cómo evitar los cristales empañados en las ventanas de casa.

Si en estos días lluviosos y fríos te estás preguntando cómo evitar la condensación y los cristales empañados en las ventanas de casa, has llegado al sitio adecuado. El de los cristales de las ventanas empañados es de uno de los problemas más habituales de los hogares en los países cálidos, y está provocado por el exceso de humedad que se concentra en ellas. Por lo general, se da en viviendas de construcción antigua.
Dado que en España muchos edificios antiguos se construyeron en su día sin utilizar un buen aislante contra el frío, las ventanas de muchos hogares se convierten en superficies completamente mojadas -incluyendo también la pared que haya a su alrededor- a la mínima que en la calle llueve o hace mucho frío. La solución más eficaz es cambiar las ventanas, pero lógicamente eso no es algo que esté al alcance de todo el mundo.


Encontrarse con las paredes y las ventanas de la casa húmedas suele ser algo común en esta época del año. La condensación es un proceso físico-químico por el cual un gas es enfriado hasta el punto de que se materializa en su forma líquida. En tu hogar siempre hay cierto vapor de agua en el ambiente, y cuando la temperatura baja mucho, ese vapor de agua se convierte en líquido en las superficies más frías de la vivienda: es decir, las ventanas.
Evitar cristales empañados casaDejando a un lado el aspecto estético, lo realmente grave de esta situación es que las paredes cercanas a la ventana también sufren el efecto de la humedad. Por ello, la condensación en los cristales es algo que no debes dejar pasar en tu vivienda y has de combatir desde el momento en que lo detectas en alguna habitación.
Si quieres eliminar la condensación en las ventanas sin hacer reforma en casa, como mínimo has de seguir esta serie de recomendaciones y consejos:
  • Airea la vivienda con frecuencia, dejando corrientes que hagan circular el aire interior con el aire exterior.
  • No cerrar cortinas ni persianas. Si lo haces, el aire no llegará a circular sobre el cristal y el vapor se concentrará (todavía más) sobre ellos.
  • Mantener una atmósfera con una temperatura equilibrada, abriendo las ventanas cuando haga calor y encendiendo la calefacción cuando haga frío.
  • Utilizar el extractor siempre que cocines.
  • Colocar ventiladores para que el aire circule dentro del interior del hogar. Si puede ser cerca de la ventana, mejor.
  • Poner deshumificadores en las habitaciones afectadas para absorber la humedad ambiental.
  • Y. como decíamos al princioio, revisar y cambiar las ventanas (tarde o temprano tendrás que hacerlo).

[Fuente: Airalia]